¿Cómo funciona?

Kurring ayuda a que la compraventa de servicios entre personas sea fácil y segura. Para ello, posibilita el contacto entre compradores y vendedores, poniendo a su disposición una serie de herramientas que facilitan la contratación de servicios con total confianza y seguridad.

Así, entre otras funciones, Kurring hace de depositario temporal del dinero, de manera que el comprador se asegura de que recibirá un buen servicio, y el vendedor sabe con certeza que cobrará por el servicio prestado.

¿Cómo vender?

¿Cómo comprar?